FILTROS DE AIRE

Los procesos de combustión que se producen en el interior de los motores, necesitan aire. Si el aire que suministramos al motor, procede del ambiente, este aire suele estar contaminado con partículas de polvo, humo, hollín y otras impurezas que pueden causar daños irreparables, aumento del consumo de combustible y aceite, reducción de la potencia del motor y fallos de funcionamiento que pueden provocar costosas reparaciones.Para proteger al motor, es necesario que el aire que entra en la zona de combustión, esté libre de partículas e impurezas.Para ello, será necesaria la instalación de un filtro que evite la entrada de estas partículas al motor, así como la realización de un correcto mantenimiento preventivo (cambiar de filtro periódicamente para garantizar la eficacia y eficiencia del mismo).

filtro-de-motor

En la actualidad, gracias a los avances tecnológicos y de ingeniería involucrados en el diseño y fabricación de los motores, los intervalos de mantenimiento preventivo que se realizan, cada vez están más separados en el tiempo.Por lo tanto, será necesaria la instalación de un filtro de calidad y tecnológicamente mejorado, que cumpla con su objetivo durante toda su vida útil y acorde con los nuevos ciclos de mantenimiento de los nuevos motores.

Con ello nos aseguramos:

  • Niveles bajos de caída de presión durante la vida útil del filtro.
  • Posibilidad de contener grandes cantidades de partículas en el interior del filtro sin que esto afecte al caudal ni a la caída de presión del mismo.